Skip Navigation LinksQue-es-el-tiempo

​¿Por qué el tiempo pasa tan rápido?​​​​​​​​​

time-flies.gif

¿Qué es lo que transcurre -qué variable, qué característica, qué medida- cuando pasa el tiempo? Escribe San Agustín, el teólogo cristiano: “¿Qué es el tiempo? Si nadie me lo pregunta, lo sé. Si quisiera explicárselo al que me lo pregunta, no lo sé”. Es imposible hablar del tema sin acudir al santo de Hipona, el primer filósofo que reconoció al tiempo como una propiedad indefinible de la mente. Cuando nos olvidamos de esta verdad, buscamos respuestas ‘allá afuera’ cuando, en realidad, residen ‘acá adentro’, como parte integral del gran misterio de la consciencia. Si nadie tuviera consciencia, no existirían relojes, calendarios, agendas o siglos. 

El tiempo existe entonces porque en la Tierra apareció una especie capaz de sacarlo de la consciencia que se lo había inventado, medirlo de alguna forma, llevar registros de eventos y sentarse, unos cuantos miembros selectos del gran grupo, a escribir historias. El reconocimiento de que el tiempo es preocupación exclusiva de los humanos no nos resuelve todo el problema pues aún queda oscura otra gran incógnita: ¿Por qué algunos días nos parecen más cortos que otros? ¿Por qué, con el correr de los años, sentimos como si el tiempo estuviera pasando más rápido?

Aquí también cero respuestas. Me gusta la teoría de Joe Browne, un gran amigo de mi época con la Exxon.  Según Joe, los minutos nos pasan más lentamente -el tiempo va más despacio- cuando estamos explorando lo desconocido, conociendo espacios diferentes y aprendiendo cosas nuevas. Por ejemplo, mientras buscamos una dirección en algún sector extraño, estamos atentos a todas las señales de tráfico y a todos los cruces, y verificamos nombres y números en todas partes. Media hora se nos convierte en una eternidad. La segunda vez que hacemos el mismo recorrido, llegamos dizque más rápido y, de la quinta ocasión en adelante, cuando ya conducimos en automático, el tiempo parece haberse esfumado.

De igual forma, cuando éramos niños, casi todo lo que nos ocurría era novedad y fuente de aprendizaje. La espera de la llegada del Niño Dios o de Santa Claus en las semanas anteriores a la navidad parecían largos meses. Con el correr de los años y la ‘normalización’ de cada rutina, todo se aceleró. Ya viejos, el año que pasa es uno menos de vida… Y, además, los pocos que nos quedan van a transcurrir más rápido. ¡Qué tragedia!

Las explicaciones como la de Joe son interesantes pero no logramos convertirlas a cifras. ¿Cómo se miden las horas psicológicas? Los días fugaces siguen manteniendo las mismas veinticuatro de siempre, de sesenta minutos cada una. Pongámosle humor al enredo con un viejo chiste que resulta apropiado. Nuestra vida, dice el apunte, es como un rollo de papel higiénico. ¡Disculpen la metáfora! Mientras más nos aproximamos a su final, más rápido se va... Y cuando está por terminarse, nos quedamos con solo un trocito que ya para nada es útil.

¿Se rieron? Retornemos a la seriedad. ¿Habrá algo más serio que la temporalidad de nuestra existencia? Lastimosamente los científicos modernos complican, en vez de ayudar. Hace tres siglos, el tema para Newton resultaba elemental: El espacio tenía tres dimensiones -largo, ancho y alto- y el tiempo era lo que tardaba cualquier objeto para moverse entre dos puntos. Pero a Einstein se le ocurrió inventarse el espacio-tiempo curvo, un solo continuo donde los dos conceptos y las cuatro dimensiones están inseparablemente ligados. ¡Imagínense el enredo! Si, repito, imagínenselo, porque entenderlo es complicado.

“Si en alguna cosa están de acuerdo los científicos es que nadie sabe suficiente acerca del tiempo”, sostiene el escritor norteamericano Alan Burdick que ha escrito todo un libro sobre por qué el tiempo vuela. Poco ayuda la explicación de que tan extraña variable sea una creación de la consciencia; a esta la entendemos aún menos.

Aleluya que los poetas salen a auxiliarnos. “El tiempo no está fuera de nosotros, ni es algo que pasa frente a nuestros ojos como las manecillas del reloj”, escribió el escritor mexicano Octavio Paz, Premio Nobel de Literatura en 1990. Y agrega con inspiración maravillosa: “El tiempo somos nosotros y no son los años los que pasan sino nosotros los que pasamos”. Así de sencillo.

Gustavo Estrada
Autor de ‘
Hacia el Buda desde occidente
@gustrada1

​​Comentarios a esta nota  recibidos por correo electrónico & Facebook​

El cuerpo es la medida del tiempo, entendido por cuerpo todo, lo físico, lo mental y lo espiritual. Por eso hay que cuidarse y como dice mi hermano Alvaro, empezar a esculpir lo más temprano que se pueda, el anciano que queremos ser. 
Un abrazo,
Iliana
****************************​
Buen artículo. 
Con mis 89 antes de ayer fue el siglo XX. 
Luis
****************************​​ 

Yo tengo una explicación y tiene que ver con la importancia relativa para cada uno. 

Me explico: si tú a un niño de 4 años le prometes un regalo, un triciclo, por ejemplo, si se porta bien en el colegio durante este año, estás siendo muy cruel. Le pides que espere algo equivalente a la cuarta parte de lo que él ha vivido para obtener algo deseable. 

A medida que crece, ese año de espera es cada vez menos importante en relación con lo vivido.

Sin embargo, llega un punto en el tiempo, el cual no sé cuál es, en que se genera un cambio. Por ejemplo, si tú a un viejito más viejo que yo le ofreces un paseo a Europa dentro de 3 años cuando se te haya cristalizado una buena inversión, también es una crueldad. Ese viejito compara la espera no con lo que ha vivido, sino con lo que le falta por vivir! De pronto se muere o deja de caminar antes de ese plazo!

Esta percepción de la importancia del tiempo para cada uno forma una parábola o U donde se mide la importancia de una unidad de tiempo versus la edad de la persona. Es lo que llamo la parábola del tiempo.

En el fondo, todo tiene que ver con el aquí y el ahora. El ser humano prefiere satisfacerse ya, ahora, a tener que aplazar esa gratificación. Pura economía.

Saludos,

Ignacio


****************************​
ENIGMAS DEL TIEMPO
Pienso y digo, que existen varias manifestaciones acerca de la variable que sostiene al Universo, la Vida y nuestros recuerdos.
El tiempo asociado a la velocidad que determina otra circunstancia vital para ubicarnos, la distancia y el movimiento.
El tiempo psicológico, nuestro disco duro registrado en forma que la misma ciencia desconoce como se prende en imágenes, sonidos , colores, coherencias y que  podríamos comparar con certeza que es la Vida misma.
El tiempo de Dios, de razones religiosas y que toma paralelo con las anteriores y con los descubrimientos de la ciencia. Un raro fenómenos de vertiginosa manifestación que se origina en nuestra percepción y respuesta intuitiva, tan veloz como el rayo, siempre certero, siempre veloz y coherente, tanto que quienes lo han sentido, no dudan en afirmar...Dios me mostró... Dios me ilumino...
Este tiempo de Dios, y aquí entra lo inimaginable, porque se manifiesta en un nano segundo como la REALIDAD O LO REAL, entre la información que nos llega desde infinitas fuentes y la coherencia con que descubre la urdimbre de un nuevo pensamiento... Esta en un nano segundo de equilibrio entre la ley de entropia que todo lo dispersa y ese ORDEN LO LEY DE DIOS QUE PERMITE SU ESCLARECIMIENTO.Un nano segundo después, ese tiempo es un recuerdo cada vez mas distante , difuso, difuminado .
Y el Tiempo del comandante , alias Alsheimer.. el tiempo sin contenido de nada...
ATTE.
PETER

​****************************​
Otra explicación puede ser que para una persona de diez años un año es el 10% de su vida pero para una de 50 años es el 2%.
Por otro lado, yo tengo la sensación de que así como con el tiempo un año es cada vez más corto, un segundo es cada vez más largo.

Saludos,
Jorge 
****************************​
El actor y escritor Charles Chaplin (1889-1977) decía que " El tiempo es el mejor autor: siempre encuentra un final perfecto." Desgraciadamente la vida, es el producto de enfermedad sexual pagada con la muerte y el tiempo la tiene sin cuidado. El ser es tiempo diluido en la noria del olvido. GRACIAS
este texto a tiempo me despertó.Cordial saludo.​
Orlando
****************************
“El tiempo es lo que evita que todo suceda simultáneamente”. John Wheeler. "El tiempo es como el espaciador que nos permite experimentar los eventos para que no estén todos superpuestos en la ‘Totalidad’. En la Totalidad no puede haber experiencia". Nadie sabe con certeza....
Martha Lucía

  ****************************
Hola Gustavo,
Interesante articulo sobre Que es el tiempo? 
Quería comentarte una tesis de porque el tiempo transcurre mas rápido en la medida en que avanzan los años, y es muy sencilla, pues es una explicación matemática, trataré de explicarla: 
Cuando tenemos 1 año de vida, el segundo año, es vivir otro tanto, es decir vivir el 100% de lo que se ha vivido, pero cuando tenemos 10 años, vivir un año mas, significa recorrer tan solo un 10% de lo ya vivido, y si calculamos, a los 50 años, vivir un año mas, tan solo representa vivir el 2% de lo vivido y así sucesivamente. 
Nuestra percepción de que cada año que pasa en nuestras vidas, pasa mas rápido, es cierta si se compara con lo que hemos ya vivido. Piénsalo! O será que esta es una interpretación de alguien muy "Ingeniero"?
Saludes a Eucaris y la Familia. 
Un abrazo
Fernando​

****************************​
Es muy simple, el tiempo no existe, solo el ahora.
He​lena
****************************
Me gustó mucho su artículo! Saludos,
Sandra
****************************​
 Gustavo felicitaciones.por tu artículo para mi hay algunas partes difíciles de aclarar pero en general la esencia de lo que entiendo del paso de la vida es que se vive según medios y circunstancias problemas y felicidad esto hace que pase lento o rápido el tiempo.

Berta Inés

****************************​
Qué interesante el tema que planteas hoy, el que yo muchas veces he también estudiado y sobre el que también he especulado con mis amigos (los que piensan).
Como sabes por experiencia, el tiempo adquiere otra dimensión cuando meditamos, al punto que unos minutos pueden parecernos horas, o al revés, podemos estar "fuera" por muchas horas y nos parece que solo fueron segundos. En mi opinión, y según interpreto mis propias experiencias de esto, la duración del tiempo es totalmente subjetiva y dependerá de la cantidad de información que esté manejando el cerebro en cada momento. Es bien sabido que cuando tenemos una vivencia relacionada con un accidente (por ejemplo, un choque de automóvil, una caída, o una emoción muy fuerte) el tiempo parece transcurrir mas lento, al punto que los eventos se perciben como en cámara lenta! Esto se debe, postulo, a que el cerebro necesita procesar mas información que la habitual para manejar la emergencia en esos instantes, de allí que "pareciera" que el tiempo pasa mas lento. A mas información, mas lento percibimos el tiempo.

Por otro lado, mi personal explicación de por qué el tiempo parece pasar cada vez mas rápido a medida que envejecemos, es esta (y te la dejo como una hipótesis por si la quieres considerar, analizar o compartir): en general, el cerebro mide la información que recibe en forma relativa, es decir, comparándola con la información que ya posee. Las distancias o el espacio en general se miden en función de parámetros espaciales que hemos ido incorporando desde el momento que nacemos. Por ello, los espacios nos parecían mas grandes cuando éramos pequeños, ya que ellos eran dimensionados en relación con nuestro tamaño. En una famosa experiencia de laboratorio que recuerdo de hace unos años atrás, a unos gatos recién nacidos se les encerró por algunos días en una habitación donde todo el entorno (paredes, muebles, etc.) estaba pintado de rayas horizontales (un mundo 100 % horizontal!); cuando ellos fueron puestos en una habitación normal, chocaban con las patas de las sillas y muebles y los parales de las puertas. No veían los objetos verticales!! En realidad, era su cerebro que no procesaba esa información porque no tenia puntos de referencia. Volviendo al tiempo, la medida de duración del tiempo la tomamos de comparar la experiencia del tiempo que ya hemos almacenado en nuestra memoria. Un nuevo día de tiempo transcurrido será entonces un % o fracción del tiempo ya vivido. Un nuevo año que vivimos está siendo inconscientemente comparado con el registro de tiempo pasado o que ya hemos vivido. Así, el primero año de vida (hablando en general) nos parece eterno, ya que no tenemos norma de comparación. En rigor, esto es aplicable al primero segundo de vida, al primer minuto, a la primera hora, etc. El segundo año de vida es igual al 100% de lo que hasta ese momento hemos vivido. Entonces, aun nos parecerá muuuy largo. Cuando ya hemos vivido 10 años, el siguiente año será el 10 % de lo vivido, y a los 20 años, el nuevo año es solo el 5 % de lo vivido. Esta experiencia interna que el cerebro tiene del tiempo, donde hay una medición inconsciente de la duración del tiempo presente contra el tiempo vivido o acumulado, parece perseguirnos, así no nos demos cuenta, hasta el final. Si cada nuevo año que vivimos es una fracción cada vez menor de lo ya vivido, es razonable que nos parezca cada vez mas corto!! Te dejo planteada esa hipótesis.

Finalmente, no puedo dejar de referirme a la interesante información que nos viene de Seth (o Jane Roberts) que plantea en alguno de sus escritos (The Seth Material), que el tiempo es una realidad presente espaciosa (the spacious present) es decir, un plano y no una línea, donde todo está sucediendo en forma simultanea, pero del que el cerebro solo puede percibir linealmente, de allí la cuestión de la linealidad de los acontecimientos. Es como un libro donde ya está toda la historia escrita (incluyendo el final!!), pero la que solo podemos leer línea por línea, e ir descubriendo o desenvolviendo a medida que avanzamos en sus líneas, ya que el cerebro o la conciencia funcionan en forma lineal.

A propósito de este tema, un asunto mas profundo para tu consideración: sabemos que el tiempo como experiencia subjetiva es difícil de "grab". Lo que llamamos la experiencia del tiempo es en realidad un ejercicio de la memoria. Sin memoria, no hay tiempo, solo el presente instantáneo (y por ello, inasible!) Esto es porque la memoria nos informa lo vivido en el pasado, y nos "construye" una realidad imaginaria que es el futuro (y que es una mera proyección del pasado). Creamos el futuro con las experiencias acumuladas en la memoria (proyectan lo vivido como si todo fuera a repetirse). Si no recordáramos nada del pasado, no podríamos volver a casa!! La belleza de no recordar es que toda vivencia presente sería nueva, pura y profunda! Pero nos impediría funcionar en el mundo practico. Y recordamos el pasado como si tuviera dimensión temporal (como si aun existiera ese tiempo vivido), cuando en realidad se trata de una experiencia de recordar en el momento presente!! así que todo sucede en el momento presente: el recuerdo de un pasado imaginado (o vivido) y la proyección a un futuro imaginado (o por vivir). Y además, el mismo momento presente se nos escapa, porque al tomar conciencia de éste, ya ha quedado atrás!. Conclusión: el tiempo en realidad parece no existir.

Ahora bien, el yo o ego, o la experiencia de la identidad, es también producto de la memoria. Construimos nuestra identidad a partir de nuestras experiencias pasadas y registradas en la memoria. Vamos construyendo nuestra personalidad, nuestra identidad propia, como una acumulación de acciones, gustos, inclinaciones, deseos, decisiones e imágenes, gracias a la memoria. Si no tuviéramos memoria, tendríamos que partir de cero cada día, y no habría autoimagen ni ego ni yo con el cual identificarnos. Por ello es que los sabios del pasado nos han enseñado que el ego o yo personal es solo una ilusión. A medida que la percepción del tiempo se nos estrecha y colapsa en el momento presente, el ego o yo individual desaparece. En el presente instantáneo el yo no existe, solo la percepción de la realidad presente, la consciencia presente (present awareness), el presente consciente (conscioussness present), y la identificación momento a momento con todo.  
Saludos cordiales desde Bogota. 

Mauricio

****************************​


​​