Skip Navigation LinksAtenciontotalyvocesimaginarias

​​​​

​​

Ir a  --> Biología

Atención total y voces imaginarias

La atención total (mindfulness en inglés) es la observación continuada e imparcial de nuestro cuerpo, nuestras sensaciones y nuestros estados mentales. La atención total, según el Buda, es el camino que conduce a la eliminación del sufrimiento y, por ende, al surgimiento de la armonía interior. Aunque la psicóloga Eleanor Longden, una investigadora de la Universidad de Leeds, Inglaterra, desconoce las enseñanzas del Buda (o, al menos, no las menciona), la observación cuidadosa de sus sensaciones auditivas y de sus estados mentales la ayudó a salir del infierno de las voces imaginarias que la atormentaron durante varios años.

Fue un día cualquiera cuando Eleanor, saliendo de una clase universitaria, escuchó por primera vez una voz clara y calmada que, sin venir de ninguna parte, exclamó: “Ella está saliendo del edificio”. La aterrorizada joven corrió a casa y, cuando llegó, escuchó la voz de nuevo: “Ella está abriendo la puerta”. El drama, que pronto incluyó todo un repertorio de frases, ‘locutores’, visiones, doctores, siquiatras, hospitalizaciones, medicación y el estigma social de la esquizofrenia, duró más de un lustro.

Gracias al apoyo continuado de unas cuantas personas y, en particular, al de un médico muy ecuánime, Eleanor comenzó a entender que las voces ‘imaginarias’ eran resultantes de eventos traumáticos en su vida y generadoras de guías sutiles que le permitirían penetrar en sus problemas emocionales. La comprensión de que las voces mismas facilitarían su sanación la llevó a la atención cuidadosa de las señales que esas voces y sus ‘estados mentales’ le estaban comunicando.

Diez años después del primer mensaje ‘fantasmagórico’, Eleanor obtuvo un grado con honores en psicología, seguido por una maestría, también laureada. Ahora, cuando aún escucha las voces (reaccionando eso sí de manera diferente), la psicóloga está completando un doctorado en Leeds.

Hasta hace poco la ciencia médica atribuía las alucinaciones a factores genéticos desconocidos que condenaban a sus víctimas a la esquizofrenia o que las predisponían hacia semejante agravio. Esto está cambiando. Según la psicóloga Longden, ahora activista de un movimiento que promueve la aceptación natural de las ruidosas voces interiores, “una proporción alta de los millones de personas diagnosticadas con esquizofrenia no sufren de desbalances neuroquímicos o de errores genéticos sino que sus desvaríos se originan en abusos, frustraciones mayores, rechazos sociales u otras situaciones traumáticas”.   

La ocurrencia de visiones fantasiosas es mucho más común de lo reconocido. Nuestro cerebro tiene el diseño neuronal para generar tales experiencias y por ello soñamos con tanta claridad. Quizás los amigos imaginarios de los niños son mas ‘reales’ de lo que los adultos creemos. Igualmente, esta ‘anomalía natural’ bien podría ser la explicación neurológica de las ‘misteriosas’ apariciones de vírgenes, profetas, ángeles y fantasmas. Pronto lo sabremos.

Volviendo a la esquizofrenia como tal, aún en los casos extremos, como las experiencias bien documentadas de Dr. John F. Nash, es en la aceptación contundente de la ‘irrealidad’ de las visiones -¡qué paradoja!-donde comienza la curación. (¿Recuerdan ‘Una mente brillante’, la famosa película?) El Nobel de Economía 1994 lo expresó con claridad en una entrevista: "Yo barría las alucinaciones debajo de la alfombra y ellas eran capaces de reaparecer más tarde, y podían ser reactivadas, y yo me movía muy rápidamente para aceptarlas de nuevo. Un estado alucinatorio es como vivir un sueño. Bueno, yo sabía dónde me encontraba".

 “La sociedad tiene un largo camino por recorrer antes de sacudir completamente los estigmas asociados con la esquizofrenia”, dice la futura doctora Longden. “Un punto de arranque es no preguntar ‘¿qué anda mal en usted?’ sino más bien ‘¿qué le ha sucedido?’” Y concluye que “tratar las ‘voces’ como síntomas, y no como experiencias, solo puede empeorar la condición.”  

Solo cada persona -el individuo mismo y no su analista- puede observar y sacar conclusiones confiables de lo que le sucede. El papel del profesional es ayudar, no juzgar. Las comunicaciones paciente-terapeuta siempre serán imprecisas. El ‘experto’ compara los datos recolectados con sus manuales de diagnóstico para extrapolar unos síntomas cuestionables hacia un dictamen que el afectado tiende a considerar definitivo. Su sufrimiento, ya intenso, se torna más grave y la entereza para contemplar imparcialmente sus estados mentales, no siempre presente, se hace más esquiva… Justamente cuando el afligido más la necesita.  

 

Gustavo Estrada

Autor de ‘Inner Harmony through Mindfulness Meditation

gustrada1@gmail.com ​


Comentarios recibidos por correo electrónico


Gustavo, 
A  proposito de tu escrito, te cuento que conoci personalmente a un muchacho que fue ejemplar en todo sentido y excelente  estudiante hasta los 21 años....luego comenzó a distraerse y andar pensando en asuntos esotericos (habia estudiado con jesuitas) y ponerle poca atencion a su carrera.    A los 23 años decia que una imagen de Jesucristo (que tenia la mama en la casa donde vivian) le hablaba y a los 25 años le prendio fuego a la casa pues, segun él,  Jesucristo le habia dado la orden de hacerlo pues eran muy pecadores.  Cuando abandonó los estudios. la familia solicito examen siquiatrico y diagnosticaron que habia desarrollado esquisofrenia.    Ahora (que tiene 55años) está recluido en una casa de reposo pues la familia se cansó de sus locuras y a el no le gusta tomar la droga que lo mantenia tranquilo.
Yo estoy convencido que todos esos personajes que dicen haber visto o hablado con dios, o Jesucristo, o con la virgen, o con arcangeles y santos , han sufrido de esta enfermedad,  que antes no se diagnosticaba.
Cordial saludo,   ATN

 


Hola Gustavo, ya no me permiten escribir en los comentarios de El Tiempo y pensar que siempre los periodistas estan hacienda alborotos por "la libertad de expression" pero si un comentarista como yo escribe algo que le puede disgustar a la iglesia catolica o a algun politico, entonces lo anulan y pues El Tiempo es el propietario y puede manejar la "libertad de prensa"....
 
Con respect a su articulo sobre la esquizofrenia, quiero decirle que estoy muy familiarizado con el tema de las deficiencias mentales, apenas el 2% de la poblacion mundial las padece.....gracias que a partir de los agnos 60 se emitieron drogas para controlar los niveles de los quimicos del cerebro, las deficiencias mentales se han podido controlar y conozco a varias personas que alucinaban (entre estos mi hijo que es bipolar) y que ahora gracias a las medicinas pueden vivir una vida normal.
 
Para su informacion, existen grupos como los cienciologos que dicen que curan las enfermedades mentales "sin medicinas". Yo los he contactado pero no garantizan que la persona se cure y tampoco tienen centros de atencion en caso que sin usar medicinas se puedan descontrolar y tener crisis. No se que tiene que ver el Buda en la solucion de estas enfermedades.
 
Atte. Ing. Fernando Nino


Gustavo, debo recomendarle a los lectores sobre deficiencias mentales este libro que a todas las familias que lo hemos utilizado, hemos tenido exito y nuestros parientes se han acondicionado a vivir normalmente, todo bajo control de un siquiatra y tomandose las medicinas con el proposito de vivir normalmente. Mientras una persona con deficiencia mental no acepte que la tiene, no aceptara tomarse la medicina y por consiguiente no se curara aunque le rece a las animas del purgatorio.......o suba a monserrate de rodillas......porque lo unico verdadero es tomar la medicina para regular los quimicos en el cerebro, ahi es donde se encuentra la deficiencia...
 
I AM NOT SICK...I DON'T NEED HELP- Xavier Amador
 
Atte. Ing. Fernando Nino

 


Pego tambien esta nota en mi website, Fernando. Si el problema es genetico o proviene de un desbalance quimico neuronal (lo dice Eleanor Longden), las medicinas pueden ser la solucion. La meditacion de atencion total definitivamente ayuda en el proceso de aceptacion. Gracias, Fernando.
 
GE

 
Gustavo, conozco una persona que ha estudiado meditacion en la India y ella dice que maneja su esquizofrenia con meditacion,......ella trabaja hacienda masajes que aprendio tambien en la India.
 
Fernando


Interesante...definitivamente el etiquetamiento de enfermedad mental genera aún más estigma

Alguna vez escuché hablar a una persona sobre los ezquizofrénicos y decía: las personas que ven y escuchan voces, eso me pareció más sano y menos patológico.
Gracias por estos espacios de reflexión. Personalmente en mi ejercicio de psiquiatrico dentro de un contexto Psiquiatrico, me inquietan mucho los temas relacionados con la mente y de los pensamientos.
Ahora precisamente llevo un caso de una persona que me dice que la atormentan "sus pensamientos en contra de Dios y no lo puede soportar, le da miedo que vaya a recibir un castigo por esto...aunque no escucha voces...sólo son sus pensamientos"

Estoy muy interesada en realizar algunos estudios o acercarme más al tema del Mindfullness en USA, -es en mi opinión, una herramienta clave para las terapias- sí me puedes recomendar alguna persona o institución, te lo agradecería. Por ahora como te comentaba en nuestra conversación telefónica, he seguido al Dr. Kabat Zinn en Masachussets University de Boston

Gracias nuevamente,
Clara Ines Contreras

 



La verdad es que absolutamente todas las personas que he conocido en mi vida, tienen voces en la mente, y solamente cuando se esta presente las voces se quedan en silencio y se siente paz.

 

 Helena Ellison (en Facebook)

 



Hola Gus:

Muy bueno tu artículo. Estoy de acuerdo contigo y me llamó la atención lo que dices que el papel del profesional de la salud es ayudar al paciente y no juzgar. Infortunadamente muchos psiquiatras y psicólogos, por lo menos en Colombia, le crean dependencia al paciente para que los visite cada tanto o peor aún vuelva a hospitalizarse si tienen clínica.
Esa discusión se dio a nivel profesional en Colombia, porque algunos quijotes del gremio lo dijeron y me imagino que los satanizaron y deben tener pocos paciente, no "clientes", si es que aún ejercen.
 
Leonidas    

 

 

                                                                          Ir a  --> Biología